Loreto Sesma: «Creo que la clave de todo es soñar»

Processed with VSCO with a6 preset

ANA LIZARBE PALOMARES

Nacida en Zaragoza, dando guerra desde el 96, una mujer llena de contrastes que ha sabido fusionar en sus poemas tecnología y papel, Loreto Sesma. De recitar sus poemas en Youtube a publicar cuatro libros, y los que están por venir.Dentro de muy poco vamos a poder tener en nuestras manos su nuevo libro «La princesa», que saldrá a la venta en mayo. España no fue suficiente para este fenómeno literario que ha cruzado fronteras y el charco para llenar de versos miles de ejemplares de libros. La chica revolver, ganadora del 39º Premio Internacional de Poesía “Ciudad de Melilla”, es ya toda una referente en el género literario. Muchos son los que se inspiran en esta musa del verso.

“Lo hago porque es lo que sé hacer, y soy buena en eso”

“Mis padres, mis amigos, es que para ellos siempre he sido Loretillo, y me he quedado en Loretillo”

P: Seguro que te lo han preguntado mil veces, pero ¿cómo empezó Loreto Sesma esta aventura?

R: Yo escribía desde los 9 o 10 años, era una manera con la que yo aprendía a canalizar una sensibilidad. Eso muchas veces si no la sabes manejar se convierte en tu propio monstruo. Yo sufro muchísimo, al igual que disfruto muchísimo. Yo siempre estoy en la cresta de la ola. Un mal gesto, a mí me destroza por dentro y no me deja seguir con mi rutina. Pero al mismo tiempo cuando tengo una buena noticia, estoy también ‘on fire’. Entonces, creo que por eso escribía. No lo quise encasillar en ningún tipo de género, pero lo hice. Un día, a partir de un vídeo que vi en YouTube de un tipo recitando sus películas, un amigo me sugirió que hiciera lo mismo, que probará. Me motivó a subir un vídeo a YouTube.

P: ¿Pensabas que alguien iba a encontrar tu vídeo?

R: Mi lógica fue, en ningún momento nadie va a dar con mi vídeo. Yo estaba en 1º de Bachillerato. Pero la gente dio con mi vídeo. En el paso de 2º de bachiller a comenzar la carrera me llamaron tres editoriales. Yo elegí una, la peor para variar.

P:¿Cómo consigues publicar tu primer libro?

R: Fue a partir de ese momento que te comentaba, no elegí la mejor editorial. Era una editorial chiquitita de un tipo que nos estafó y se quedó nuestro dinero. A partir de ahí me llamó Planeta, y he estado con ellos hasta el último libro.

P: Has pasado de publicar tus poemas en YouTube, a ser un fenómeno mundial con cuatro libros, ¿te ha afectado algo en tu vida personal?

R: La verdad es que no, y creo que es por la gente que he tenido siempre en mi entorno. Mis padres, mis amigos, es que para ellos siempre he sido Loretillo, y me he quedado en Loretillo. De hecho, en el segundo libro, yo lo publiqué en un momento tormentoso de mi vida, el libro acaba diciendo “a mi familia por verme siempre como la niña de los bailes en el salón”. Que no todo el mundo puede tener la suerte de poder independizarse con 22 años.

P: ¿Cómo has conseguido mantener los pies en la tierra?

R: También es verdad que el grado de popularidad que te da la literatura no es el mismo que da la música u otros ámbitos. Mi entorno es siempre lo que me ha ayudado, y yo saber siempre quien soy.

P: 68 mil seguidores en Instagram, 82.117 en Twitter, cuatro libros y 22 años, ¿cómo se lleva?

R: Eso son cifras. Puede ser una responsabilidad, pero depende de cómo lo veas. Yo no tengo una rutina, no subo un vídeo cada mes. Lo hago cuando quiero, cuando me sale. Eso ha hecho que cree una relación con mis seguidores y ellos sepan cómo trabajo. Que puedo trabajar con marcas, pero nunca voy a ser una influencer. Que siempre hago todo, pero a mi manera. Lo hago porque es lo que sé hacer, y soy buena en eso. Mis textos pueden influir, como una influencer puede hacerlo con su cuerpo. Eso puede llegar a hacer mucho daño también. No todo es tan bonito.

P: ¿Crees en los sueños?

R: Tengo una parte de mí que me hace creer en la suerte. Pero hay otra parte en que digo qué suerte, si yo llevo trabajando esto desde hace cinco años. Pero por ejemplo, he pasado por distintas fases. Primero con la editorial chiquitita que te he contado, en la que el tipo que la llevaba se esnifó todo nuestro dinero, y se fue a México. Fue un error elegir esa editorial. Entonces, me llamó Espasa. En ese momento hice a un amigo llamar para ver si me estaban vacilando. No me lo creía. Público con Espasa. ¿Qué pasa? Que con ese primer libro con ellos , y el segundo que yo publico, se vendió toda la edición en el primer día. Me llamaron a las seis de la tarde para decirme que los 5 mil ejemplares se habían vendido. Entonces, hubo un punto en el que no sabía si Espasa me quería porque ven que tengo un potencial o porque vendo.

P: ¿Has dudado alguna vez de tu potencial o ventas?

R: Exacto. Al final, mis libros en Espasa son más de 40.000 ejemplares vendidos. Entonces, yo quería saber dónde está la calidad y dónde está el interés. O si son los dos, que sería lo más normal del mundo. Por eso me presenté al premio, porque yo necesitaba un respaldo más personal que público. Me llamaron para decirme que había ganado el premio cuando volvía a la universidad. Yo creo en las señales, y esa fue la señal que me hizo darme cuenta de que iba por el buen camino. Al final, creo que la clave de todo es soñar. Si peleas por tus sueños, tarde o temprano se cumplen. Y ahí he estado yo peleando, y he tenido una pizca de suerte.

P: Eres una inspiración para muchas personas, pero ¿en qué se inspira Loreto?

R: Yo es que por suerte, o por desgracia, he tenido una vida súper entretenida siempre. En todos los factores, la gente que me acompaña, siempre he tenido como niditos de buenas historias. He tenido la suerte de que hablando de mi misma ya rellenaba cosas. De hecho, hace unos días me compré una moleskine de los Stones,y me dijo mi padre para qué era. Y le contesté para escribir. A lo que me contestó que me comprará cinco más, porque con una no me iba a dar. Porque es verdad, a mí una semana me da para mil historias. Habló de mí, de lo que pasa a mi alrededor, yo soy muy observadora.

P: Como poetisa, a la hora de escribir, ¿amor o desamor? ¿Qué viene mejor?

R: Mi teoría es que se escribe mil veces mejor estando triste. Pero no por nada, yo creo que es una herramienta que el ser humano creó para poder purgar. Entonces, creo que es como cuando te duele el estomago y necesitas vomitar para quitar lo que te ha sentado mal. Creo que con las experiencias pasa lo mismo. Necesitas de alguna manera purgarlas. Hay gente que lo hace con un colega hablando tomando una birra, y luego los que necesitan 55 libretas y 55 cervezas. Ese es mi caso. Yo he aprendido a escribir de lo bueno hará cosa de dos años. Es muchísimo más complicado. Es muy difícil hablar de la felicidad. Yo creo que es tan inmensa y tan infinita que es imposible de abordarla. En cambio la tristeza va por piezas, capítulos, lo encuentras en un acto, en un gesto, lo encuentras en algo concreto.

Loreto Sesma / MARÍA DEL MAR POUT



P: Los nuevos talentos estáis consiguiendo que los jóvenes se interesen por la lectura, ¿cómo se lleva esa responsabilidad?

R: La gente que estamos ahora en este movimiento, como lo quieras llamar, tenemos dos funciones. Una, no dar respuestas sino que la gente se haga preguntas. Y dos, que la gente pase de mi libro a leer a Neruda o Benedetti. Pero creo que es una de las cosas a las que debe aspirar cualquier persona que quiera ser autor de cualquier género. La lectura es un fenómeno en contagio.

P: ¿Cómo te sientes cuando personas que leen tus textos te dicen que se emocionan con ellos?

R: Es que a mí me pasa una cosa rara, tengo una relación rara con todo lo que escribo. Lo hago , y si decido publicarlo, en el momento que lo público, sea un libro, vídeo, instagram, es como que deja de ser mío. Lo he hecho, ya está. Fuera,¡ pum! Y me han pasado historias alucinantes de personas que escuchando o leyendo mis poemas han superado cosas. Escribí hace años un texto titulado «Huesos», que ha servido de inspiración para muchas chicas que han tenido problemas con la alimentación, y sus madres me han venido a dar las gracias. Es una responsabilidad acojonante.

P: Estamos en marzo, es el mes de la mujer. Eres joven, mujer, convertida en un fenómeno literario, ¿dificultades?

R: Tengo el combo mix, que lo llamo así yo. La verdad que el otro día en el premio Loewe, yo me reía mucho. La media de edad era 90 años, y ahí estaba yo. Iba con mi amiga, Irene G Punto, y la confundían conmigo. La gente no entendía nada, yo para ellos era una puta cría. Entonces, tengo el combo mix por ser joven. Todo el mundo pone en duda que haya vivido todo lo que he vivido para escribir. También que el sector literario es muy hermético, como es también a veces el periodístico. Y luego tengo el ser mujer, que en la literatura ha sido uno de las artes o disciplinas en las que se ha callado mucho a la mujer, sobre todo en la poesía. En la poesía sigue siendo una exclusiva que saquen un documental de Las sin sombrero, que era unas mujeres que se iban de cañas con Lorca. Y eso fue antes ayer.

P: ¿Crees que se intenta invisibilizar el talento femenino?

R: No creo que se la trate de invisibilizar, es que ni siquiera se le da luz. No creo que haya un esfuerzo por tapar, ahora ya no. Es que directamente ya no diriges la mirada a la esquina donde está la mujer. Ese creo que es el error. Aunque si que es verdad que, poco a poco, van apareciendo más mujeres porque hay una democratización de las vías que son las redes sociales.

P: ¿Cómo aportas tu granito de arena a la lucha feminista?

R: Siendo mujer. No haciendo panfleto, ni propaganda, porque creo que uno de los problemas con los que se encuentra el feminismo es ese. El otro día que estaba en la manifestación aquí había puntos en los que pensaba que estaba en el carnaval de Cádiz. No entiendo esa forma de pelear. Tampoco entiendo la gente que mezcla la política con el feminismo. Defiendo el feminismo luchando por esa igualdad que es evidentemente necesaria. No entiendo como en el 2019 todavía una mujer tenga un 22% menos en su sueldo. Creo muchas veces que la que hace tropezar a una mujer es otra mujer. Creo que en ese juicio hay que cambiar muchísimas cosas. Ese cambio está sobre todo en la educación. Con toda la movida del 8M, han salido unas encuestas que dicen que 6 de cada 8 jóvenes tenían conductas machistas. Y, joder, si ellos son el futuro. Si lo somos nosotros, esto no va a acabar nunca. En la manifestación vi a una señora en silla de ruedas, súper graciosa, que llevaba una pancarta que ponía “llevo luchando por esto 30 años, y lo que nos queda morenas”. Y me acerque y le dije: “ es que usted es una jefa, señora”. A lo que me contestó: “Ya lo sé”. Que maravilla de señora. Por esas mujeres, en esas mujeres me inspiro para luchar por el feminismo. En ellas es en las que creo. En las de pintarte la cara de morado, o la influencer que se tatúa el símbolo feminista, sin saber quien Simone de Beauvoir, me río en su cara.

P: ¿Qué mensaje lanzarías a la juventud?

R: Que sean honestos con lo que hacen. En el momento que dejas de ser honesto con lo que estás haciendo, estás vendiendo algo. Y la gente descubre cuando te estás vendiendo. Entonces, bueno, te durará un poco, porque a veces dura y funciona. Pero el cohete se cae. Hay que ser honesto, y sobre todo luchar por lo que quieres.

Loreto Sesma / MARÍA DEL MAR POUT

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies